La Policía Local detecta un aumento de los casos de ciberacoso entre los escolares El ayuntamiento de Inca expresó ayer su "preocupac...

Se detecta un aumento de los casos de ciberacoso entre los escolares de Inca

La Policía Local detecta un aumento de los casos de ciberacoso entre los escolares

El ayuntamiento de Inca expresó ayer su "preocupación" por el aumento, con respecto al pasado curso escolar, de los casos de ciberacoso entre los escolares del municipio. El uso cada vez más extendido de las redes sociales entre los adolescentes provoca una serie de conflictos desconocidos hasta hace unos años que ohligan a llevar a cabo una mayor vigilancia policial en el entorno de los centros educativos, según señaló ayer Manel Crespí, el agente policial encargado de ejercer de policía tutor en el municipio ´inquer´, después de presentar en el despacho de alcaldía el informe correspondiente al primer trimestre del curso escolar.
El llamado ciberacoso o ´cyberbullying´ es uno de los conflictos del entorno escolar que más preocupan al policía tutor, obligado cada vez más a ponerse al día de las nuevas tendencias tecnológicas, especialmente redes sociales como el facebook, el tuenti o el twitter, instrumentos que "pueden usarse para incurrir en ilícitos penales". Durante el primer trimestre de curso, entre los meses de septiembre y diciembre del pasado año, el agente policial detectó más casos de ciberacoso que en todo el pasado curso escolar, un dato significativo que desvela una clara tendencia al alza.
El policía tutor no concretó el número exacto de casos de ciberacoso que ha tratado de solucionar durante este curso, aunque afirmó que al menos ha habido tres casos, de los cuales uno de ellos está en manos de la fiscalía de menores. Crespí explicó que los alumnos que practican este tipo de acoso psicológico "a veces no son conscientes del peligro que conlleva insultar a través de las redes sociales y de las consecuencias que puede tener". También se han producido casos de suplantación de la identidad, en los que alguien crea un falso perfil en las redes sociales y se hace pasar por otra persona para insultar o humillar a terceros. "Cuando se detectan estos casos se trata de mediar entre las partes, aunque es normal que terminan en denuncias penales y la intervención de la fiscalía de menores", apuntó.

Informa: Diario de Mallorca