Pep Córcoles La marcha nocturna del ´Dimecres Bo´ se continuará celebrando un año más en las calles del centro de Inca debido a las...

La marcha del ´Dimecres bo´ se quedará en el centro de la ciudad


 Pep Córcoles La marcha nocturna del ´Dimecres Bo´ se continuará celebrando un año más en las calles del centro de Inca debido a las presiones de los propietarios de bares y pubes. El Ayuntamiento ha cedido ante la insistencia pero aplicará normas estrictas en cuanto a la colocación de carpas, limpieza u horarios.

Rosa Maria Tarragó, concejal de Ferias del Ayuntamiento de Inca, explica que "se ha decidido que también el concierto de rock juvenil vuelva a la plaza de Antoni Fluxà pues la experiencia de alejarlo el año pasado hizo que quedase muy desconectado". También el correfoc tendrá lugar el miércoles por la noche en el centro de la ciudad.

Tarragó pormenoriza que "sólo se permite instalar carpas a establecimientos con licencia musical. los establecimientos que exclusivamente tienen licencia para servir bebidas podrán seguir haciéndolo en sus terrazas, pero no podrán instalar elementos añadidos en el exterior, ni poner música".

Todo esto debe conjugarse con una eficaz coordinación puesto que las calles que ocupa esa marcha nocturna se llenan de puestos el Dijous Bo. Al respecto Tarragó anuncia que "se será muy estricto con la hora de cierre para permitir la limpieza de las calles y el montaje de los puestos".

Calles peatonales
Otra de las novedades importante del Dijous Bo de este año es que las calles Pau, Estrella y Corro, que el año pasado se vieron ocupadas por el hospital de campaña y los dispositivos de seguridad, este año contarán con puestos de feria.

El hospital de campaña y los puestos logísticos de la Guardia Civil y Policía Local se instalarán en la cercana Placeta de l´Aigua.

De esta forma se solucionará la polémica que el año pasado iniciaron los comerciantes de las citadas calles peatonales del centro de la ciudad. Se trata de un colectivo de aproximadamente 40 profesionales que el año pasado pusieron el grito en el cielo al ver sus calles ocupadas y sin que pudieran transitar los clientes.

Estas tres calles, que en la actualidad acogen a la fireta artesana semanal, se incorporarán al tradicional Dijous Bo pagè.