Hace más de cuatro meses que el Ajuntament d’Inca intenta localizar a los responsables de la empresa que organizó la corrida de toros d...

El Ajuntament d’Inca paga 7.000 euros a una empresa por una corrida que no organizó



Hace más de cuatro meses que el Ajuntament d’Inca intenta localizar a los responsables de la empresa que organizó la corrida de toros del pasado 26 de julio (Clarines y Monteras) para hacerles llegar dos multas por un importe total de 1.100 euros por permitir la entrada a menores en el recinto y por ensuciar la ciudad con el reparto de folletos.

Por el contrario, el Consistorio sí ha localizado a otra empresa (Prochec) que nada tiene que ver con el evento taurino del pasado día 26 de julio para abonarle la factura de 7.260 euros en concepto del alquiler del palco de la plaza de toros.

La historia de los hechos apunta a que la empresa Clarines y Monteras solicitó permiso al Consistorio para organizar la corrida de toros que se celebra cada año durante las fiestas patronales y que el año pasado se celebró el 26 de julio. Por otra parte, la empresa Prochec, también solicitó poder celebrar una becerrada el día 27 de julio aunque posteriormente anunciaron al Consistorio su renuncia a organizar este evento taurino.