Un grupo de inspectores de la Conselleria de Salud irrumpió por sorpresa el pasado lunes en el departamento de Traumatología del Hospital d...

Detención medicos hospital Inca

Un grupo de inspectores de la Conselleria de Salud irrumpió por sorpresa el pasado lunes en el departamento de Traumatología del Hospital de Inca ante la sospecha de múltiples irregularidades, entre ellas malversación de caudales públicos y prevaricación.

Se investiga en concreto el desvío injustificado de pacientes a las clínicas privadas con fines lucrativos, un supuesto engorde artificial de las listas de espera, fraude en las horas extras (peonadas) y un presunto negocio ilícito relacionado con las prótesis.

El área de Traumatología la componen 11 facultativos y el jefe del área es Antoni Bennàssar, que a su vez es el presidente del Colegio de Médicos de Baleares. La investigación ha sido ordenada por el presidente del IB-Salut, Juan José Bestard, tras tener conocimiento de algunas denuncias sobre las irregularidades en Traumatología.

La inspección, además, se enmarca en el plan de ajuste económico ordenado por el president José Ramón Bauzá y que busca eliminar todos los gastos innecesarios y conseguir el máximo ahorro posible.

Salud sospecha que las prácticas irregulares del presidente del Colegio de Médicos y su equipo han podido representar un negocio de miles de euros en los últimos años. Bennàssar dirige el área de Traumatología desde la inauguración del hospital en 2007 y a la vez trabaja en una consulta privada y como traumatólogo en la clínica USP Palmaplanas. Además, fue concejal y cabeza de lista del PP en Consell en 2003 y 2007.

link de articulo completo